VIOLENCIA INTRAFAMILIAR Y FIESTA DE LA MADRE

Invito muy afectuosamente para que seamos tolerantes en la familia, para que ignoremos lo que nos puede molestar y vivamos lo más tranquilos posible hasta finales de mayo y del resto del año. Que la Divina providencia nos ayude a superar esta crisis y no olvidemos que Dios ayuda, si nosotros nos ayudamos. Sin nuestra ayuda, las ayudas de los demás es posible que no sirvan.

&&&

Para celebrar esta fiesta de la madre, única en siglos, propongo que durante esta cuarentena de varios días HAYA CERO EMBARAZOS así la mujer y el hombre sean mayores de 25 años y EDUCACIÓN, BUENA EDUCACIÓN PARA SER PROGENITORES RESPONSABLES. Gracias por COMENTAR Y REENVIAR esta lección a los 50 millones de colombianos. Los invito a visitar el DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA en mi página http://vidaenfamilia.com.co

Continuar leyendo


DEMOCRACIA: ¿TA MAL?

Nos debe dar pena llamar DEMOCRACIA a elecciones con filosofía de tamal, cerveza y feria de contratos. Las ideologías, los partidos han desaparecido. Un partido con listas abiertas, en las que todos los candidatos son rivales entre sí, no puede comprometerse a cumplir con un programa de gobierno.

Por primera vez escucho, en poco tiempo, tantas promesas falsas como los falsos halagos, los engaños de quien pretende tener una experiencia sexual y luego de coronar su cometido abandona a la mujer o al hombre ilusionados.

Continuar leyendo


ASIGNACIÓN ARBITRARIA DE CUSTODIA Y EL DÍA DE PAZ SIN PENA NI GLORIA

Tener el derecho a convivir con el hijo no autoriza al padre o madre a quien le han dado este privilegio a cometer abusos y a decir YO SOY EL PADRE o YO SOY LA MADRE y hago con mi hijo o hija lo que me parece. Esto no es lícito. Les agradezco poner mucha atención. Los papás no son dueños de los hijos. Los papás, padres o progenitores tienen el deber, la obligación de estar pendientes de sus hijos durante la 24 horas del día de todos los días.

Continuar leyendo


VIAJE EN LUNA LLENA

Hoy se me antoja que Bogotá es el más hermoso barrio poblado de La Vega, y que en un momento de euforia levamos anclas, atravesamos la campiña de la sabana, respiramos el aire con olor a leche fresca y a flores que se juntan en ramilletes para llevar millares de mensajes que dirán “te quiero” y seguir el camino para aspirar el néctar de los eucaliptos y hacer una parada en el delicioso caserío del Vino que no puede tener un nombre más apropiado para capturar el afecto del viajero:

Pare que en El Vino venden
Vino, ricuras, jamón,
Pan de bono, postres, tortas
Y truchas al pescador.

Continuar leyendo